FUTBOL FEMENINO  

A comienzos de la década del 90 el fútbol en Argentina dejó de ser materia exclusiva de los hombres. Las mujeres fueron ganando, de manera gradual y progresiva, su pequeña parcela en este terreno y comenzaron a ser reconocidas e incorporadas definitivamente por el ambiente futbolístico.
Se han multiplicado los equipos, la afición y el nivel táctico y la calidad de las jugadoras.
Nunca antes un deporte había obtenido un desarrollo tan vertiginoso a escala mundial.
Cada vez son más las mujeres que se animan a ponerse los botines y salir a la cancha. Los prejuicios quedaron atrás y la idea de las mujeres que miran o practican este deporte pierden la femineidad ya se convirtió en un absurdo.

 

 
   
Home